MI SEGUNDA CASA EN BUENOS AIRES: REINA MADRE HOSTEL

¿Estás viviendo en un hostel? Sí. La pregunta que más recibí en mi último año de vida. 

Reina madre Hostel: casa grande, Buenos Aires, terraza y asado, argentinos, extranjeros, Zack te muerde.

Ria muito!

Buenos Aires en el cielo

Muchas habitaciones, lockers, aire, sueño, ropa tirada, gente, gente, más gente y mucha más gente.

Un poquinho de desorden.
Mi locker lo cuida un honguito. Vida extra.

Lo mejor de vivir en un hostel es, sin dudas, hacer amigos de todo el mundo [aquí es donde se sienten emocionados porque los nombro y digo que los extraño], aunque lo feo de eso es justamente extrañarlos porque sabés que se van a ir (o ya se fueron). Y que tal vez no los vuelvas a ver nunca más.

Argentina, Ecuador, Colombia, Holanda, Australia y comida!
Asados + Amigos! Argentina + Brasil!
Luquitas asador oficial de Reina Madre.
Argentina + Inglaterra + Irlanda + España!
Inglaterra + Muchos Estadounidenses!
Año Nuevo con Reina Madre presente!

Volviendo al hostel y a sus extranjeros, lo que me parece raro (en realidad distinto más que raro), es que la mayoría no meriendan, y se disponen a cenar a partir de las 18hs. Si hay algo que pude hacer en todo este tiempo (y pienso seguir haciendo) fue molestar viajeros diciéndoles que tenían que cenar más tarde.

¿Qué hacés estás cenando? SÍ. Ahhhh si mirá vos que bueno bueno yo me voy a clavar un té con media docena de facturas bien bien bueno seguí con lo tuyo nomás! Y así.

Otra cosa muy buena, además de probar comidas distintas (si, una menta en este mundo siempre pensando en comer), es aprender y practicar idiomas, seguido de SI burlarme de los demás idiomas como una chiquilla. Varios me odian pero no puedo ni podré evitarlo. Al final también tengo que escuchar cada tanto un “che, que hacés bolud@” imitándonos a nosotros argentinos, pero nosotros somos los mejores del mundo claro que sí (?).

Dicen que estamos locos. Capaz.

Pero como dice el clásico dicho “no todo es color de rosa”, creo que acá las cosas son violetas. Varios de los que vivimos en el hostel renegamos y ponemos cara de culDE MENTA cuando no tenemos lugar en las mesas para desayunar, los baños están todos ocupados (y hay un millón de baños) o no hay silencio en un día de semana a las 4 am. Pero creo que lo soportamos porque son más las cosas buenas que las malas; yo llegué a Buenos Aires con pocos amigos viviendo en la ciudad, y creo que me hubiese deprimido bastante si desde un principio me iba a vivir sola a un departamento.

Igual, me siguen diciendo cosas por vivir en un lugar como éste, los locos son ustedes que viven en una zapatilla (?) contesto yo para tener siempre la razón…Hoy no cambiaría nada de lo que hice, y doy gracias por haber conocido este lugar, que me abre las puertas para seguir pensando en viajar. Y a seguir molestando a los locales y extranjerosss jiuu!! 😉

Ayer, “La pibadaaa comiendo fideooo”. Argentina!! Puerto Madryn, Rosario, Paraná y Mar del Plata!

Y para terminar, esta es mi opinión sobre Reina Madre Hostel en Tripadvisory también es una recomendación para quien necesite un buen lugar para quedarse en Buenos Aires:

“Reina Madre Hostel es excelente. Llevo varios meses viviendo acá y no cambiaría este lugar por otro. La ubicación es muy buena, en el barrio de Recoleta, cerca del bus, del subte y con dos avenidas a pocas cuadras, las cuales poseen variedad de tiendas. Carmen, Alberto y Lucas -que manejan el lugar-, se encargan de que me sienta cómoda aquí y hacen lo posible para que todos los huéspedes tengamos una linda estadía en la ciudad de Buenos Aires. Ellos dan buenas indicaciones si uno no sabe manejarse muy bien en la ciudad, y recomiendan buenos lugares para ir a comer!! El hostel es muy limpio y ordenado, tiene el desayuno incluído, wi-fi y las instalaciones están en excelentes condiciones (los baños son compartidos pero hay varios en cada piso y de uso individual, no es inconveniente). Las habitaciones son muy lindas (aunque yo las decoraría un poquito más :P) y con lockers individuales para guardar las pertenencias, y dato muy importante es que poseen aire acondicionado. La cocina está bien equipada, hay un SUM para comer, ver tv, etc.; en el living hay TV con cable, PC con acceso a Internet, libros y también un balcón a la calle, muy lindo para sentarse y simplemente dejar pasar el tiempo viendo el movimiento de las personas por la ciudad. Lo mejor, para mí, es la terraza: para disfrutar el sol, de la tranquilidad, y para hacer un buen ASADO argentino en la parrilla que posee, creo que es algo que no tienes que dejar de probar en tu paso por Argentina. He leído opiniones de viajeros que sienten que los argentinos que vivimos en el hostel no queremos sociabilizar mucho, creo que esto no es así. Los argentinos somos muy simpáticos y cordiales, nos gusta conocer gente, hacer nuevas amistades y hablar mucho, nos gusta divertirnos. Pero a veces, es el idioma que nos impide entablar una buena conversación, que tal vez nos gustaría tener y no podemos por ese impedimento (me pasa a mí, por ejemplo, que no domino el inglés, y tal vez me he perdido de conocer buenas personas con sus historias de viajes sólo por esa cuestión). Si vienes aquí y notas eso, un simple hola creo que puede ayudar a mejorar esta situación. Y si es con una cervecita de por medio..mejor!! =) Recomiendo este lugar, no importa si vienes solo, con amigos o con tu pareja, vas a conocer gente de todo el mundo, vas a tener tranquilidad y comodidad.Gracias a Carmen, Lucas y Alberto por hacerme sentir en casa!! Pongan piscina!! 😉 “

Por favor la comidaaaaaaa!!!

Una menta por el mundo

3 Comments

  1. enano.feo
    6 mayo, 2014

    Despues de haber trabajado en un hostel puedo apoyar tu idea de que es un lugar increible, no perfecto, pero te da miles de cosas…. Es en pequeña medida, viajar por el mundo sin mover tu trasero!

    Responder
    1. Mentah!
      7 mayo, 2014

      Si! Tal cual. Lo mejor (para mi) son muchos amigos nuevos.
      Gracias por tus comentarios!

      Responder
  2. enano.feo
    6 mayo, 2014

    Me alegra verte feliz con el lugar en que estas y con la gente que te acompaña! 🙂

    Responder

Comentame =)