¡365 DÍAS EN BUENOS AIRES!

Mi estadía aquí está llegando a su fin… y acá se viene la mentinostalgia y una mezcla de sentimientos, listas, fotos, pixeladas, frases, flashereadas y mucho de lo que me pasó en este año porteño vivido en la no-durmiente ciudad de Buenos Aires.

Muchos años pensando, nunca concretando. Hasta que un día hice el bolso y me vine (lo mejor que pude haber hecho, hasta ahora). Podés saber como llegué a Buenos Aires entrando acá: De la ciudad feliz a la ciudad de la furia.

Todavía no me fui y ya estoy extrañando… Este es un no-breve resumen de mi paso por la ciudad.

– Viajé. Hice el camino Buenos Aires-Mar del Plata y Mar del Plata-Buenos Aires unas 3245667 veces. En autos, en un tren, en bus…la ruta está flashera.

– Si, vi el Obelisco y le tomé miles de fotos cual turista encaprichada.

– Me crucé con semejantes edificios incontrolables como este:

– Creí estar en Grecia por un momento… (y me dormí una siesta en esas escaleras).

– Anduve por barrios, barrios y más barrios (y me quedaron barrios y más barrios por andar).

– Tuve el BONDI (bus) sólo para mi durante el día…

– Y durante la noche…

– El Subte también fue mío.

– El barrio de San Telmo todo para mí.

Microcentro increíble pero libre y despejado.

– Me reí de edificios como éste:

– Obsesión por los árboles que adornan la ciudad.

– Y también me obsesioné con sacar fotos a faroles de Buenos Aires.

– Cultivé mi odio eterno hacia las pobres palomas, que me CAGARON traicionaron en dos ocasiones distintas, la segunda es un relato especial:

1) Salí recién duchada de mi casa, caminé media cuadra, y una odiosa hizo lo que tenía que hacer en mi cabeza recién RECIÉN lavada… Resultado: vuelta a casa a volver a ducharme.

2) Estrené un pantalón y fui a comer con las dos Ivanas, y la segunda odiosa apuntó directo a mi bolsillo…y SI. LE EMBOCÓ. Debo ser la única persona en este Universo a la que una paloma porteña le cagó adentro del bolsillo de su pantalón… Y no termina ahí, me di cuenta de eso cuando metí la mano en el bolsillo para sacar mi celular. Si. Mi mano y mi celular se llenaron de caca de paloma… No más palabras…odio más que eterno a las palomas.

-Me caí en andando en rollers en los bosques de Palermo en PLENO DOMINGO lleno de gente (no habrá foto de esta vergüenza atómica).

– Vi mucho talento y Arte por las calles.

– Encontré lugares como éste en medio de la jungla de cemento.

– Siguió mi obsesión por fotografiar faroles porteños. Además #tienecarita

– Fui a recitales. Aquí Illya Kuryaki and the Valderramas en el Parque de la Ciudad #CiudaddelRock

– Me asusté de los patos caminando en los Bosques de Palermo.

– Recibí mordeduras diarias de este anormal:

– Trabajé y viví en el mejor Hostel que puede existir.

– En el hostel hice amigos de todo el mundo pero no subo fotos acá porque ya los homenajeo (?) en este post.

– Fútbol en el hostel estando vacío o con gente!

– Me peleé día tras día con esta bailarina Agapornisera (?)

– Le robamos los parlantes a Marce.

– Saludé a una pared en Palermo.

– Y me reí de otra pared en Palermo.

– Vi vandalismo en La Boca.

– Me encontré con flashereadas VARIAS.

– Volví a mi casa. Mar del Plata.

– Fui al Teatro Colón.

– Visitamos a Gus!! Te estamos esperando volver… (y me perdí en el Barrio de Núñez hasta que volvió Internet y me salvó Google Maps).

– La obesión por los faroles nunca termina. Avenida de Mayo.

– Caminé por toda la ciudad con una sola pierna (?)

– En mi no sé pero en mi cabeza millones…

– Soledad en San Isidro! Y a continuación: me pasaron todas.

– Me llevé un chasco en la Reserva Ecológica de San Isidro. Me tomé 2 transportes y tardé varias horas en llegar para que me reciba el pajarraco con esta notita… Mi error. Teléfono agendado para la próxima!

– Y para terminar: me resbalé en los charcos y caí como campeona llenándome de barro mochila, zapatillas, pantalón y manos. El barrio estaba vacío y le pedí ayuda al único hombre que ví… Lo único que me pudo dar fue una servilleta de papel (no sé porque tenía servilletas de papel jajaja creo que tenía helado).

– Me tomé selfies por ahí…

– Salí a andar en Kayak para hacerme la aventurera y casi termino infartada contra la corriente del río. Igual, lo mejor que hice y lo repetí varias veces. En Tigre.

– Me crucé al Fantasma de la B en La Boca!

Turisteando en San Telmo en pleno Domingo de visita obligada.

– Me relajé frente al lago. En Palermo.

– No pude evitar fotografiar esta escultura palermitana sin faltarle el respeto.

– Encontré más caritas! #tienecarita

– Pinté.

– Fui a la cercana ciudad de La Plata (que me hizo sufrir y divertir, si querés saber cómo entrá aquí).

– Otro recital. Jack Johnson en Vicente López.

– Acá descubrí que mi perdedora cámara podía flashar de esta manera:

– Y no pude parar más. Mis disculpas (?)

 

– Volví a volver a mi casa. Mar del Plata.

– Molesté a esta ñoña, que está en España así que no va a poder venir a pegarme por subir esta foto.

– Y a estas dos, que querían una foto normal y no quise darles el gusto (?). También están lejos, no pueden pegarme.


– Mucho más arte por las calles… Interminable.

– Y ya que estamos pesadillas con el Mundial… También me lo crucé AL DIEGO. En La Boca. Es mufa.

– Recibí regalitos como éste!

– Vi unas palmeras en medio de la ciudad.

– Caminando todo está naranja en Recoleta.

– Y no me dejé de hinchar con el efecto de la cámara. Recoleta.

– Fui testigo de arte en vivo por una cocinera/pastelera (?)

– Los recitales nunca terminan… #VivaMéxico

– Nos comportamos como chiquillas (?). Muestra de Liniers, Galerías Pacífico.

– Después pintó bajón.

– Lo mejor: ME COMÍ TODO, TODO, pero TODO.

– Hice bolsa una Guía T. Aunque me compré otra, sirvió para que ya no la necesite como una obsesiva compulsiva perdida en la ciudad.

– Me enamoré (?) de BUENOS AIRES.

– Me soportaron estos amigos que voy a extrañar (y seguir peleando a la distancia).

– Hice el bolso y me fui, chau Buenos Aires Buenos!! (no es para nada literal, todavía sigo molestando acá) 😀


– Nota sin sentido bizarra: Quería que el título fuese “Un año en Buenos Aires”, pero como el idioma español parece que es tan especial (?) que la Ñ no se admite todavía, y mi link iba a quedar como “Un ano en Buenos Aires”. Bueno, no hace falta explicar más, ustedes entenderán… 😉


Una menta por el mundo

5 Comments

  1. Ivana
    27 Junio, 2014

    Por 365 millones de dias mas de amistad!!Buen viaje amiga del alma!!Cuidate muchísimo y te voy a extrañar!!

    Responder
    1. Mentah!
      4 Julio, 2014

      Graciasssssss amiga loca!! Yo también te voy a extrañar…Igual te espero por el otro lado del mundo!

      Responder
  2. facu salas
    11 Julio, 2014

    Bravo mentaaah! A seguir inventando el camino!!

    Responder
    1. Mentah!
      18 Julio, 2014

      Gracias Facu!!! Si si a seguirrr andando amigoo!! Besoss!

      Responder
  3. Hitch-Hikers Handbook
    14 Octubre, 2014

    Precioso blog! Gracias por conectar con nosotros en Twitter, Mentah! Sigue con el buen trabajo y viaja a salvo!

    Responder

Comentame =)