BARRIO PORTEÑO DE COGHLAN: ADOQUINES + TRANQUILIDAD + ARTE

Sigue la recorrida por los barrios de Buenos Aires. En este caso, gracias a mi amigo J.K. -que me invitó a pasar mis últimas semanas en Capital Federal con él-, pude conocer el pequeño barrio de Coghlan, ubicado alrededor de Núñez, Belgrano, Villa Urquiza y Saavedra.

Irónicamente, no llegué a visitarlo todo y fotografiar todos los lugares que hubiese querido, siendo tan chico para recorrer (no hay excusa para eso, básicamente me colgué). Las opiniones son personales: lo que describo es lo que yo ví, lo que me gustó o lo que noté. Cualquier similitud con la realidad es pura mentacoincidencia.

ADOQUINES

Detestados por unos (sobre todo conductores de vehículos, entre ellos mi papá), queridos por otros… Por el barrio los encontrás. A mi me fascinan y combinan con el estilo de las construcciones, y logran hacer más especial cada calle. Para saber más sobre esto, buscar en Internet algo así como “Barrio de Coghlan, construcciones con estilo inglés” o similar. Gracias al genio de J.K. por toda esta información, aunque el quiera seguir permaneciendo en anonimato.

A la vuelta de casa. ¿Europa? No, Buenos Aires!
Silencio y nada de movimiento a la vista, para que yo pueda pararme en medio de la calle durante 15 minutos. Mirar, mirar y sacar fotos.
Callecitas y la tranquilidad que se asoma…

TRANQUILIDAD

Lo tranquilo me pareció raro al llegar, acostumbrada a los sonidos y locuras de un barrio superpoblado y lleno de tiendas como es esa zona de Recoleta/Palermo/Barrio Norte (o como más les guste llamarlo a los que habitan en esa parte de la ciudad). Raro al principio, cómodo hasta dejarlo. Lo extraño. Calles arboladas y avenidas transitadas, contrastes entre construcciones antiguas y edificios modernos.

Nublado, yo salgo igual.
Esta persona se cansó de responder siempre lo mismo. Si le habrán tocado el timbre…
Vicio feo de encontrar a Los Simpsons hasta en las alcantarillas. En el barriecito también!
Curvas.

Nublado, soleado. Vista desde el piso 13. ¿Qué más se puede pedir? Nada más, ah sí un helado.

A veces tengo momentos de turista (?)

Con esa vista ahí atrás! Y el viento.
Vértigo vértigo vértigo.
Y un poco de vergüenza ajena que doy…
Y se vino la noche flashera y mutante!

Yendo a la estación de tren Coghlan. Invierno porteño.

Caminos y empiezan las pintadas.

Snork!
Vías.

Ahí viene el tren.
La estación y su estilo.
Y la tranquilidad sigue…

ARTE

Mucho, mucho arte. Saliendo de la estación, esto sigue así…

Letras

Colores en cantidad

Bob Esponja del barrio.

Paredes al pasar…

Yendo para Belgrano, hongos flasheros!
Miradas y habilitaciones.
Y más ojos…

Stencil

Los juegos del Hambre #Sinsajo
Por acá… el cuarteto inglés.
El cuarteto yankee. Siii, The Ramones también en Coghlan!
Esto me repito cada día.

Grandes pinturas

Este creo que se ve desde el balcón del departamento (a unas cuantas cuadras).
Locura!
Personaje!
Un personaje y un mural.

Cuando ví esta casa, quise tocar timbre para preguntar sobre este mural, sobre la idea o sobre que pasaba por la cabeza del autor cuando se le ocurrió esta genialidad. No lo hice porque no me animé, y era domingo a la tarde, no quería molestar.

Más callejeros de por ahí…

Gorillaaaaaaz + Meteoro (?)
Estilo.
Arte rápido, gracioso y vandalista rebelde.
Sin duda, un barrio adicción! Y nada más…

Se terminó el recorrido, llego al subte y me voy para el centro. Chau tranquilidad, ¡hola locura porteña!

Una menta por el mundo

4 Comments

  1. enano.feo
    3 Septiembre, 2014

    yo tambien amo los adoquines!

    Responder
    1. Mentah!
      25 Septiembre, 2014

      Para mí son lo mejor que hay y súper decorativos. Pero para el conductor… no lo creo jaja!

      Responder
  2. enano.feo
    3 Septiembre, 2014

    hermoso barrio!! todos los dias deben parecer domingo…

    Responder
    1. Mentah!
      25 Septiembre, 2014

      Si, exactamente eso!! Muy lindo y agradezco haberlo conocido!

      Responder

Comentame =)